El espacio físico

EL EQUIPO DIGITAL – CAPÍTULO 1

CONSIDERACIONES PREVIAS

Cualquier aficionado a la música con “dotes” (o no) para la composición [no evaluamos su calidad] ha soñado alguna vez con tener un estudio de grabación propio en el que materializar e ‘inmortalizar’ sus obras.

Pero es una inversión costosa; aparte de otras consideraciones:

  • Nuestra casa, piso o local tiene las habitaciones justas. ¡Como para perder una!
  • Elegida la habitación o la sala, advertiremos que no fue diseñada y construida con el propósito que nos ocupa; las condiciones acústicas serán malas o muy malas. Es fundamental aislarla y acondicionarla.
  • Por último, habrá que proveerla del equipo de grabación y de sonido.
  • Lo correcto sería encargar el proyecto a un ingeniero de sonido, claro.

En resumen, resultará caro o, por lo menos, poco accesible para la mayoría.

Pero, como no somos profesionales, apañaremos otras soluciones. Además, para lograr una calidad aceptable (CD o MP3), no es necesario tener el mejor estudio del mundo, sino mucha ilusión, saber adaptarse y dedicarle muchas horas.

No obstante, para quienes sientan curiosidad y deseen aprender un poco más sobre el diseño y el acondicionamiento acústico de un estudio de grabación profesional, se describen algunas de sus características más relevantes. [Nunca se sabe…].

—[ · ]—

LAS PROPORCIONES DEL LOCAL

En cuanto a su tamaño, puesto que hemos “prescindido”de los cálculos exactos de un ingeniero de sonido, respetará, en principio, determinadas proporciones en cuanto a la relación entre la longitud del local y su anchura, por un lado, y su altura, por otro.

El índice resultante deberá mantenerse dentro del área que se muestra en el gráfico siguiente, que recoge las dimensiones de ambientes interiores acústicamente aceptables.

Así,

T4-1-1-Area-BohlEl eje X representa la relación L/A. El índice óptimo estará comprendido entre

1,2 <= X <= 1,8

El eje Y representa la relación L/H. El índice idóneo estará comprendido entre

1,4 <= Y <= 2,5

Siendo,

L: Longitud del local (~ Profundidad, fondo). A: Anchura del local. H: Altura del local.

—[ · ]—

EL DISEÑO DEL LOCAL

  • En cualquier caso [puestos a soñar…], la habitación, sala o local que hayamos elegido debe ser lo bastante amplia como para contener en su interior un habitáculo “flotante” (o más) que, una vez construido, siempre pensando en su objeto, será el que nos proporcione el aislamiento y el rendimiento acústico adecuados.
  • Dicho habitáculo, como punto de partida, no tendrá ninguna superficie paralela, suelo y techo incluidos. Por supuesto, sin ventanas al exterior.
  • Estará aislado acústicamente. Requiere la utilización de materiales aislantes, tanto en su estructura como en el revestimiento de paredes, techo y suelo; suelen instalarse en cámaras de aire habilitadas en el interior de las paredes.

Además, no olvidemos que tenemos vecinos. Ellos no son músicos [o ¡no les gusta nuestra música!]. La insonorización de la sala no es sólo por nosotros.

  • Intentaremos construir un espacio de trabajo holgado, cómodo y bien ventilado.
  • Si esperamos recibir visitas de músicos o invitados, debemos disponer de algunos asientos para ellos.

Hay empresas que se dedican a la fabricación y venta de materiales aislantes, sistemas de insonorización e, incluso, cabinas modulares selladas acústicamente. Podemos encargarlos a medida.

La ilustración siguiente muestra, a modo de ejemplo, una estancia diseñada según las recomendaciones descritas:

Diseño de un estudio con sala de control y sala de grabación

Diseño de un estudio con sala de control y sala de grabación

    • Dentro de una habitación grande se han construido dos salas ‘flotantes’ independientes, una para control y otra para grabación.
    • Sus paredes no son paralelas para lograr un rendimiento acústico óptimo y están construidas y tratadas acústicamente con materiales aislantes.

(Nótese la presencia de ‘trampas acústicas’ y la eliminación o suavizado de las esquinas).

—[ · ]—

EL ACONDICIONAMIENTO ACÚSTICO INTERIOR

Realizado lo anterior, tendremos, ya, una sala insonorizada o aislada acústicamente, en la que no nos interferirá el sonido exterior ni molestaremos a nadie. Sólo nos queda acondicionar su interior para que posea un rendimiento acústico aceptable.

Para ello, debemos dotarla de elementos y dispositivos que nos permitan controlar o minimizar la reflexión sonora (los modos) y matizar (absorber) aquellas frecuencias que aparezcan reforzadas. (Ver el título final).

Los materiales más empleados son la lana de roca o lana de vidrio y las espumas de poliuretano de alta densidad. Para estudios caseros la lana de roca suele ser la mejor opción. Se vende en planchas (o en rollos) de distinto tamaño, grosor y densidad.

Algunas empresas especializadas ofrecen servicios de asesoramiento para la correcta distribución de paneles y pantallas acústicas de acuerdo con las necesidades particulares de la habitación.

Eliminación de esquinas

Una primera y muy buena opción consiste en rellenar las esquinas de la habitación con lana de roca de densidad media. (Actuará, al mismo tiempo, como una trampa de graves).

Trampa de esquina

Trampa de esquina

Cortamos las planchas en triángulos de unos 45 cm. de lado [ver el modo de aprovechar mejor el corte de la plancha] y los colocamos uno sobre otro desde el suelo hasta el techo.

Para sujetar el conjunto y resulte estético, se cubre el frontal con un marco cubierto de tela acústica, como la que embellece los altavoces de los equipos de HiFi (valdría cualquier tela no tupida, porosa al sonido).

Paneles de absorción

Trampas de graves

Las trampas de graves son dispositivos de absorción que minimizan los efectos producidos por las frecuencias graves: acumulación sonora, retumbes, etc.

Trampa de graves con diseño difusor

Trampa de graves con diseño difusor

No son excesivamente caros y, normalmente, su diseño combina técnicas de absorción y de difusión, como los de la imagen, para colocar en las esquinas.

Sin embargo, nada impide que las construyamos nosotros mismos tomando como modelo alguno de los que se muestran en este título. Un poco de imaginación, bastante trabajo y mucha paciencia… y ¡listo!

– Modelo 1. Panel De esquina

Panel - Esquina

Panel – Esquina

Cajón con forma de prisma de base triangular de ángulo recto (o el ángulo de la esquina en que lo situaremos), utilizando paneles rectangulares de lana de roca como laterales, montados en una estructura de marcos de madera y forrados con tela acústica (u otra que sea porosa).

En cuanto al tamaño, podrían ser de unos 45 cm. de lado × 120 cm. a 200 cm. de alto.

Se sitúan en las esquinas, sobre el suelo o colgados a media altura con un sistema antivibraciones. (Ver nota del modelo siguiente).

– Modelo 2. Panel plano de pared 

Panel - Frontal

Panel – Frontal

Paneles rectangulares de lana de roca que se pueden situar en las paredes a media altura o, también, en las esquinas para “romperlas”.

Las planchas cortadas (unos 200 cm.×60 cm.) se fijan sobre un marco de madera y se embellecen en su cara frontal con un forro de tela acústica.

Nota: Tanto este modelo como el anterior, colocados en las esquinas hasta el techo, cumplirán una función similar a la de eliminar la esquina (no así su rendimiento), pero resulta más económico (necesitan menos -muchísima menos- lana).

– Modelo 3. Panel de rinconera

Rinconera

Rinconera

Paneles triangulares con los que tapamos los rincones entre el techo y las paredes.

Usamos planchas de lana de roca cortadas con forma de triángulo equilátero de unos 60 cm.).

Se fijan a un marco triangular rígido y se forran de tela acústica. Pueden complementarse con otras trampas o difusores.

Paneles afinados o cajas resonadoras

Las soluciones anteriores pueden no ser eficaces con algunas frecuencias especialmente graves (subgraves). Para estas frecuencias se usan las llamadas cajas resonadoras. También las hay específicas para agudos, según la capacidad de resonancia de la caja.

Son paneles rectangulares formados por varias cámaras de aire separadas por materiales absorbentes, combinando uno de alta densidad, como espuma, con otro poroso, como la lana de roca, en una armazón rígida.

Trampa afinada - Corte transversal

Trampa afinada – Corte transversal

La tapa frontal es una chapa resonante que vibra en una determinada frecuencia (la que nos interesa eliminar) en función de la densidad del material, superficie y grosor. La tapa trasera puede ser de yeso o, también, puede aprovechar la propia pared (si su acabado -recebo- es de ese material, mejor).

Resonadores Helmholtz

Los resonadores de Helmholtz son recipientes huecos cerrados salvo por un pequeño orificio, a veces provisto de cuello, que actúan como absorbentes acústicos de frecuencias determinadas según el volumen de aire que contienen.

Resonador

Resonador

Resonador

Resonador

Un ejemplo del efecto Helmholtz es una botella. Cuando soplamos a través de su cuello emite un sonido en una frecuencia determinada, que será más grave cuanto mayor volumen de aire contenga. Esa es la frecuencia que atrapará.

Una fórmula matemática proporciona su frecuencia de resonancia, que es sobre la que actúa y elimina.

Resonador Helmholtz múltiple

Resonador Helmholtz múltiple

Placas difusoras

Placa difusora

Placa difusora

Estos paneles están diseñados para dispersar el sonido de modo que no produzca rebotes con una direccionalidad marcada.

Suelen estar fabricados con materiales que, además, tienen propiedades absorbentes.

Placas difusoras diversas

Placas difusoras diversas

Colocados estratégicamente en algunos puntos sensibles, como la pared situada enfrente a los altavoces, por ejemplo; o distribuidos en varios puntos de las paredes laterales, pueden solucionar muchos problemas en salas que tengan paredes rectas y paralelas.

Incluso, a veces, puede ser necesario forrar la totalidad de la superficie de las paredes.

—[ · ]—

LA MESA DE TRABAJO

Debemos prestar la atención necesaria a este elemento. “Vivimos”, musicalmente hablando, sobre nuestra mesa de trabajo.

Además de la mesa, también es muy importante disponer de una buena silla.

  • Cualquier mesa y silla que cumpla con los requisitos de ergonomía actuales nos servirá. ¡Recuerda que pasarás muchas horas sentado!
  • Hazte con una que sea robusta y sólida, ya que tendrá que soportar bastante peso: monitor (o dos monitores), teclado y ratón del ordenador; al menos, un controlador MIDI; tal vez, una superficie de control; los monitores de referencia de audio; etc. Interesa que todo esté a mano, pero con holgura suficiente.
  • Dentro de lo posible, busca la simetría entre la posición de los monitores y la tuya. Procura que éstos estén algo separados de las paredes para evitar, en principio, reflexiones inmediatas.

—[ · ]—

NUESTRO ESTUDIO REAL «Casero»

Bajemos de las nubes y hablemos de un estudio casero; porque, efectivamente, estará montado en una habitación de nuestra casa, muchas veces compartiendo su espacio con el de otras actividades (plancha, lavadora, juegos de los niños, trastero, etc.).

Honestamente, lograr un acondicionamiento acústico profesional será imposible.

Pero el hecho de que no poseamos un estudio de grabación “ideal” no nos debe desanimar y no por ello vamos a renunciar a realizar grabaciones con calidad aceptable.

Tal vez estos consejos nos ayuden a mejorar, hasta donde buenamente se pueda, las condiciones acústicas de nuestra ‘sala de control’.

  • Si es posible, elegiremos una habitación interior, sin ventanas; de tenerlas, que sean pequeñas y con un buen sistema de aislamiento (si son de doble ventanal, mejor que las de doble cristal).
  • Añadiremos algún sillón y varios “puf” blandos y mullidos que actuarán como trampas para graves.
  • Podemos colgar unas cortinas densas o mantas pesadas en una de las paredes. Utilizaremos otras más finas en otra pared para “atrapar” alguna frecuencia media y aguda. Procura que no estén demasiado cerca de la pared, deja un poco de ‘aire’.
  • En el suelo pondremos una alfombra grande. Mejor, si colocamos una moqueta gruesa (es más barato y cubrirá todo el suelo).
  • En el techo podemos colgar una o varias telas finas a todo lo largo. Déjalas un poco flojas, para que se abomben y quede un espacio libre hasta el techo.
  • Si tenemos un armario repleto de ropa colgada (abrigos, chaquetas) y con estantes atiborrados de jerséis, camisetas, etc., es muy efectivo abrir o quitar las puertas.
  • Intenta construir y colocar alguna de las trampas de graves vistas. Si eres mañoso podrás conseguir un estudio más que adecuado y estéticamente agradable.
  • Para grabar, encuentra el momento oportuno, cuando el ruido externo sea mínimo. Los domingos por la tarde suelen ser muy tranquilos.

—[ · ]—

Tabla de contenido del tema:

—[ · ]—

[ – ]

Los productos, nombres comerciales, logotipos e imágenes que aparecen en este espacio, sean o no marcas registradas, pertenecen a sus correspondientes propietarios / fabricantes / distribuidores.
Las imágenes, obtenidas de las páginas Web oficiales de los productos, sólo son utilizadas y sirven para proporcionar apoyo gráfico a la descripción que se ofrece de los mismos.
‘Musicalecer’ no recibe ningún tipo de contraprestación por la divulgación y publicidad de los productos relacionados.

[ – ]

Anuncios

Un pensamiento en “El espacio físico

  1. Pingback: El espacio físico | Musicalecer. Creación, edición y producción musical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s