Mesas de mezcla – Mezcladores – Mixers

EL EQUIPO DIGITAL – CAPÍTULO 6

Una solución más completa que la anterior [ni mejor, ni peor], cuando sólo disponemos de la tarjeta que monta de serie nuestro ordenador, es incluir un pequeño mezclador externo analógico o digital.

Éste nos proporcionará, por un lado, más entradas para micrófonos e instrumentos, puesto que lo usaremos como una extensión de nuestra tarjeta de sonido; y, por otro, aprovecharemos los previos que integra, con lo que nos ahorramos el coste de adquirirlos aparte (de su calidad dependerá el resultado final que obtengamos).

Mesa de mezclas Allen&Heat ZED-22FX

Mesa de mezclas Allen&Heat ZED-22FX

Observaciones

Debemos de tener en cuenta que nuestra “pobre” tarjeta de sonido sólo tiene un único canal de entrada; dos, en el caso de que la entrada sea estéreo.

El mezclador, independientemente del número de salidas que posea, irá conectado desde su salida general estéreo a esa única entrada de la tarjeta de sonido (con suerte, estéreo).

Esto nos afecta en cuanto a la grabación: La mezcla, cuando hemos conectado varios instrumentos o micrófonos, se realiza “fuera”, en la mesa mezcladora, sin posibilidad de manipularla tras la grabación puesto que obtenemos una única pista (mono o estéreo).

Recomendación

Si nuestro mezclador cuenta con varias salidas individuales, podemos enviarlas a una interfaz que tenga varias entradas y varios buses de salida hacia nuestro DAW (vía USB/Firewire/Otros), donde se les asignan sendos buses de entrada.

De este modo, podremos capturar cada instrumento (salida) en pistas independientes.

Analógica o digital

La diferencia básica entre la mesa de mezclas analógica y la digital está en el tipo de señal que manejan [y en su precio].

Analógica:

Yamaha MG166CX

Yamaha MG166CX

  • Trabaja con señales continuas de variaciones de voltaje y, pese a las alteraciones a las que se ven sometidas, no sufren ninguna conversión.
  • Sus botones, potenciómetros y faders nos permiten realizar ajustes básicos: nivel de ganancia de entrada, ecualización simple de graves, medios y agudos, control de panorama; niveles de salida de canal, general y de monitor; etc.
  • Las opciones de inserción de efectos son, normalmente, limitadas; a veces, una reverberación básica o un eco, una puerta de ruido y poco más.

Digital:

Presonus StudioLive 16.0.2

Presonus StudioLive 16.0.2

  • Utiliza señales digitalizadas; es decir, requiere un proceso previo de conversión de la señal recibida por medio de un conversor analógico/Digital (ADC).
  • Luego, un DSP (o grupo de DSPs) se encarga de todos los procesos; la mesa en sí, como parte física y visible, es “sólo una gran interfaz”.
  • Las posibilidades de inserción de efectos digitales para cada canal, son numerosas y variadas: Paquetes de reverberaciones y de ecos; ecualización paramétrica, puertas de ruido, limitadores, compresores, chorus, flanger, etc.
  • La señal tiene que ser reconvertida de nuevo en analógica (DAC) para ser enviada a las salidas principales; aunque suelen contar con alguna salida sin conversión (USB, Firewire u otras) para enviarla directamente a un ordenador.

Mezcladores o mixers sin interfaz de audio integrada

Es decir, las mesas de mezclas “de toda la vida”.

Son dispositivos que proporcionan una o más entradas para micrófono con conexión tipo XLR o Canon (normalmente, con alimentación Phantom) y una o varias entradas de línea para instrumentos, según su tamaño, calidad y objeto. En algunas, encontraremos entradas tipo “combo” (XLR/Jack).

En cuanto a salidas, hallaremos modelos con una sola salida principal mono o estéreo (compuesta por un “bus” principal) y otros que cuentan con numerosas salidas independientes; en cuanto a las conexiones de salida suelen ser Jack, RCA o Cannon.

En la mayoría de los casos incluyen efectos para insertar en la mezcla: eco, reverberación, compresión, chorus, etc. Y, de no incluirlos, sí que proporcionan la posibilidad de insertarlos mediante el uso de dispositivos externos mediante canales auxiliares de envío y retorno de efectos.

Todo, según el dinero que estamos dispuestos a invertir.

Mixers y mezcladores con interfaz de audio integrada

Este tipo de mezcladores integran una interfaz de audio y se conectan mediante USB o Firewire (u otros) al ordenador, por lo que la señal llega digitalizada al equipo.

La única “pega” es que seguimos teniendo una única salida estéreo; es decir, en nuestro DAW tendremos un único canal estéreo de grabación en el que se registrará la mezcla realizada externamente en el mezclador.

Como en los modelos analógicos, es importante comprobar la calidad de los previos y, si los tiene, de los efectos digitales que permite insertar.

Son bastante más caras que las anteriores y no siempre son la mejor opción (una interfaz de audio independiente y dedicada proporcionará, en principio, una mayor calidad).

Si decidimos dar el salto una mesa digital de calidad, con un buen conversor AD/DA y buses con conexiones tipo AES/EBU o MADI, supone una inversión elevada.

—[ · ]—

Tabla de contenido del capítulo:
Tabla de contenido del tema:

—[ · ]—

[ – ]

Los productos, nombres comerciales, logotipos e imágenes que aparecen en este espacio, sean o no marcas registradas, pertenecen a sus correspondientes propietarios / fabricantes / distribuidores.
Las imágenes, obtenidas de las páginas Web oficiales de los productos, sólo son utilizadas y sirven para proporcionar apoyo gráfico a la descripción que se ofrece de los mismos.
‘Musicalecer’ no recibe ningún tipo de contraprestación por la divulgación y publicidad de los productos relacionados.

[ – ]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s