Un mundo digital

EL SONIDO DIGITAL – CAPÍTULO 1

Hoy en día todo es digital.

O, así lo parece… Porque, aparte del significado propio que veremos más adelante, dicho adjetivo ha adquirido connotaciones como consecuencia y al servicio, en su mayoría, de intereses comerciales:

  • atribuye un signo o marca de “modernidad” o “novedad”;
  • se nos presenta como “perfecto”, “exacto”;
  • sugiere la idea de “durabilidad” o “incorruptibilidad”.

Por tanto, un aparato moderno ha de ser, necesariamente, digital; lo contrario podría hacernos dudar acerca de su actualidad o sobre su calidad y eficiencia.

Digital, en realidad, significa y, al mismo tiempo, implica, que susodicho aparato cuenta con un microprocesador integrado por cientos de millones de microscópicos transistores, cuyo estado eléctrico se puede determinar y expresar mediante un código basado en un sistema binario formado por los dígitos cero (0) y uno (1). Es digital.

Digitalizar, pues, consiste en obtener y expresar datos, cualquiera que sea su origen, mediante combinaciones de ceros (0) y unos (1) para su tratamiento informático. Normalmente, la finalidad última es la de extraer información útil de esos datos o, al menos, su manipulación de un modo más sencillo y versátil.

Casi todos los aparatos modernos y, en general, todos aquellos que integren un sistema informático, aunque sea básico, para su control funcionan de este modo: ordenadores, ultrabooks, netbooks, tabletas, libros electrónicos; smartphones, teléfonos móviles; televisores, cámaras de vídeo y fotografía, equipos de imagen y sonido; reproductores de DVD, CD, BluRay, mp3; etc.

El sonido no es una excepción y se puede digitalizar; es decir, un registro sonoro puede ‘traducirse’ a combinaciones de ceros y unos. El sonido digital es el resultado de la conversión en datos de un sonido analógico (término que surge por oposición al anterior) para ser tratado por medios informáticos.

— : —

UN POCO DE HISTORIA “SONORA”

En el tema ‘El sonido’, veíamos que éste consistía en diferencias de presión del aire por efecto de los movimientos de tipo vibratorio de los cuerpos.

Dichas vibraciones, aparentemente intangibles, ‘etéreas’ y, en principio, imposibles de capturar, pueden ser atrapadas (grabadas) para su conservación y su posterior repetición, con mayor o menor fidelidad; aunque para ello es necesario realizar un inevitable proceso de transformación.

El fonógrafo

Este invento de Thomas A. Edison puede considerarse como el antepasado prehistórico de nuestros modernos aparatos digitales.

Para conseguir la captura y reproducción posterior de audio contaba con un enorme cono que recogía el sonido, las vibraciones se transmitían mecánicamente a un estilete o aguja que dejaba un surco continuo con desplazamiento helicoidal sobre un rodillo giratorio recubierto de cera sólida resistente.

Para la reproducción, una vez fijada la impresión, se invertía el proceso.

El gramófono

Evolución del fonógrafo. A diferencia del anterior, utilizaba discos planos, normalmente de cera, en lugar de rodillos, sobre los que trazaba un surco continuo en forma de espiral.

Este sistema posibilitaba la obtención de un molde duradero de metal: se cubría el disco con un baño metálico y, una vez endurecido, se retiraba la cera, quedando un molde metálico positivo. Luego, podía utilizarse, de un modo similar a una plancha de imprenta, sobre discos termoplásticos (pastas elaboradas a partir de goma laca) y hacer copias a un coste de producción aceptable.

Transductores electroacústicos

Ninguno de los sistemas mencionados posibilitaría la evolución hacia el sonido digital.

El salto tecnológico clave para el desarrollo de los sistemas de grabación y reproducción de audio y que llevaría a la industria discográfica hasta lo que es hoy fue la aparición de los transductores.

Los transductores son dispositivos que permiten transformar un tipo de energía en otra; por ejemplo, las variaciones de presión sonora en variaciones de corriente eléctrica (variaciones de voltaje) análogas a las originales.

En el tema que nos ocupa, hay tres tipos principales:

Electroacústicos

Son los micrófonos (incluidas las pastillas de guitarras y bajos eléctricos) y los altavoces (para pasar de señal eléctrica a acústica de nuevo).

Piezoeléctricos

Algunos micrófonos utilizan este sistema que se basa en las propiedades eléctricas de algunos materiales.

Electromecánicos

Las cápsulas de los tocadiscos o platos, que recogen (o graban) los movimientos vibrantes de los discos de vinilo captados por la aguja.

— : —

CONCLUSIÓN

Siempre es necesario el uso de transductores para capturar las señales acústicas y transformarlas en señales susceptibles de ser manipuladas.

Las señales eléctricas generadas por los transductores pueden ser conservadas, registradas o grabadas por diferentes procedimientos:

  • Mecánicos: Este era el utilizado para grabar los antiguos discos de vinilo, de un modo parecido al los discos gramofónicos.
  • Magnéticos: Es bien conocida la estrecha relación existente entre la electricidad y los campos magnéticos. Así, un cabezal magnético puede grabar las variaciones eléctricas (convertidas en magnéticas) en cintas de plástico recubiertas de un material magnético.
  • Digitales: Los impulsos eléctricos SÍ pueden ser ‘traducidos’ al sistema binario digital de los sistemas informáticos mediante la DIGITALIZACIÓN.

Las siguientes páginas están dedicadas al sonido digital.

— : —

Tabla de contenido del tema:

 — : —

Anuncios

Un pensamiento en “Un mundo digital

  1. Pingback: Un mundo digital | Musicalecer. Creación, edición y producción musical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s