Introducción al MIDI

MIDI – CAPÍTULO 1

Puede que alguna vez hayamos asistido a alguna celebración o fiesta amenizada por un solo cantante (o por el tan recurrido “dúo”) acompañado únicamente por un teclado o, cada vez más habitual en la actualidad, un ordenador portátil y unos pocos aparatos más.

Lo más seguro es que estuviera utilizando un sistema MIDI para generar el “playback”, en riguroso directo.

Es decir, gracias a la tecnología MIDI, la música de acompañamiento, de algún modo, se estaba interpretando en ese preciso momento ¡por un solo músico!, que manejaba, al mismo tiempo y sincronizadamente, todos los instrumentos.

Si, además, ha invertido suficiente dinero en el equipo (bastante, diríamos algunos) y ha dedicado el tiempo necesario de producción, nos hallaremos escuchando una orquesta prácticamente real, con gran riqueza de sonidos y matices.

Sin embargo, puede ocurrir que, ante otro “dúo” cuya inversión hubiera sido más modesta (en dinero y tiempo) y escuchando exactamente aquellos mismos temas, aún cuando la calidad sea aceptable, tengamos la sensación de escuchar una música que suena “enlatada” y falta de “alma”.

Lo mismo sucederá en el ámbito de la producción musical, tema que nos interesa en particular. Tanto el equipo disponible, como el tiempo que le dediquemos, condicionarán el resultado final.

De todos modos, sin gastar mucho se pueden hacer grandes cosas a nivel aficionado. Es más, MIDI será nuestra mejor baza. Y mucho trabajo.

— : —

¿QUÉ ES MIDI?

MIDI es el acrónimo de Musical Instruments Digital Interface – Interfaz Digital de Instrumentos Musicales.

MIDI es un protocolo o sistema de comunicación entre dispositivos (normalmente, aparatos musicales) que hace posible la transmisión de datos entre ellos (tanto para enviarlos como para recibirlos) e interactúen de manera compatible y sincronizada.

Consta de dos elementos bien diferenciados:

  • Por un lado, lo que se transmite. Se trata de datos digitales, es decir, series de bytes (unidad de información digital) encadenados y ordenados según el protocolo o lenguaje MIDI. Como información digital que es, también puede ser manejada por un sistema informático (ordenador), además de por todos los dispositivos que soportan dicho protocolo MIDI.
  • Por otro, los generadores de sonido. Son los aparatos o los instrumentos que reciben esos datos, ejecutan los comandos u órdenes en ellos contenidos y producen finalmente el sonido que escuchamos.

Quedémonos con esta idea:

La información MIDI es como una partitura: contiene las notas, su duración, el tiempo y el modo de ejecutarlas o interpretarlas. Requiere que le dediquemos tiempo.

Los aparatos que reciben el MIDI leen esa “partitura” y la “ejecutan”, es decir, generan el sonido. Normalmente, incluyen librerías de sonidos tomadas de instrumentos reales y que se denominan muestras, por lo que la calidad y el número de éstas por cada nota influye de un modo notable en el resultado final.

— : —

VENTAJAS E INCONVENIENTES

Ventajas

Los archivos MIDI son muy pequeños. Recordemos que están compuestos de simples y pequeñas instrucciones, nada más.

Las posibilidades de edición son increíbles:

  • modificación de las notas a placer, en la mayoría de los casos simplemente arrastrándolas (según el software empleado);
  • cambiar el instrumento (sonido) por otro;
  • variar el tiempo de la canción sin problemas;
  • y mucho más…

En las actuaciones en directo, permite una interpretación más llena, con muchos instrumentos (sonidos) distintos. Si le añadimos un secuenciador, el “playback”, o la base musical de acompañamiento, tendrá una ejecución perfecta.

Inconvenientes

El resultado final, como ya hemos visto, está condicionado por el aparato o el instrumento que genera el sonido. Aunque el uso de “samplers” basados en muestras de instrumentos reales ha conseguido elevar la calidad del sonido de manera espectacular.

Las composiciones pueden adolecer de falta de “alma”. Las reproducciones pueden resultar mecánicas, poco humanas. MIDI no es capaz de representar la gran cantidad de matices que apreciamos cuando el tema es interpretado en directo por un músico.

Salvo la conexión más simple, que consiste en enlazar dos teclados o sintetizadores MIDI para tocar lo mismo con los sonidos de ambos, requiere que dediquemos un poco de tiempo a la configuración y a la programación del equipo.

— : —

Tabla de contenido del tema:

— : —

Anuncios

Un pensamiento en “Introducción al MIDI

  1. Pingback: MIDI. Introducción al MIDI | Musicalecer. Creación, edición y producción musical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s