La compresión

La compresión es un proceso que se utiliza para reducir el rango dinámico de una señal de audio.

Es fundamental comprimir el sonido para la producción musical:

  • El sonido resultante suena más equilibrado y compensado, no hay tanta diferencia entre las partes suaves y las fuertes de la señal.
  • Ganamos espacio de “headroom” y podemos subir el volumen general de la señal un poco más sin “tocar techo”.
  • Permitirá integrar la señal con mayor facilidad y claridad en la mezcla general.

No debemos confundirla con la compresión que se realiza para crear archivos de audio más pequeños. (Ver el tema ‘El sonido > Formatos de audio digital’).

El apéndice ‘La compresión’, incluido dentro del apartado dedicado a la dinámica, trata con detalle este proceso: concepto, tipos, métodos de aplicación, etcétera.

Anuncios

El compresor y De-Esser

El séptimo capítulo del tema principal “El equipo digital”, titulado ‘Aparatos e instrumentos‘, está dedicado a todo tipo de aparatos e instrumentos musicales con los que podemos completar nuestro estudio.

En esta entrada se presenta el ‘Compresor y De-Esser‘.

El compresor es un aparato imprescindible en cualquier estudio, sin distinción entre profesional o doméstico. Pertenece a la categoría de los denominados procesadores de dinámica y su función básica es reducir el rango dinámico de una señal de audio.

El De-Esser es un compresor que trabaja sobre un rango frecuencias determinadas, donde se producen las denominadas sibilancias, para atenuarlas.

Puedes acceder directamente haciendo un [Clic] en los enlaces aquí contenidos o, si lo prefieres y siempre que quieras, desde la página ‘El equipo digital’ > ‘Aparatos e instrumentos’ > ‘Compresor y De-Esser‘.

El apéndice “La dinámica > La compresión” está dedicado por completo a este proceso: concepto, tipos, métodos de aplicación, etcétera.