La normalización

APÉNDICES – LA DINÁMICA

Visión general

La normalización es un proceso dinámico atípico, muy distinto a la compresión, la limitación, la expansión o la reducción de ruido:

  • No reduce el rango dinámico relativo de la señal de audio.
  • No se aplica en “tiempo real”, o en el momento, sino que es un proceso que se realiza “a posteriori”, sobre el material previamente grabado.

El proceso para normalizar audio se resume del siguiente modo:

Señal sin normalizar

Señal sin normalizar

Señal normalizada

Señal normalizada

  • La normalización analiza el material y detecta su pico de volumen más alto. A continuación, aumenta su ganancia hasta el máximo posible sin que supere el nivel de referencia (a partir del cual se produciría distorsión).
  • Tomando como referencia la misma proporción de incremento aplicada en el paso anterior se aumenta el nivel del resto.
  • La señal, en general, sonará con un mayor volumen. El nivel máximo de volumen que podemos alcanzar depende del límite marcado por el pico más alto.
  • La relación entre las partes de menor y las de mayor volumen de la señal permanece inalterable (no varía el margen dinámico).

Se emplea un aparato denominado normalizador.

Cómo aplicar la normalización en general

En principio, la normalización es un proceso prescindible en la mezcla ya que, mediante la compresión, la expansión y la limitación, ajustamos las pistas para que suenen equilibradas. Al normalizar, podemos deshacer lo que habíamos conseguido.

Sólo cuando el material grabado en una pista muestre un volumen demasiado bajo se requeriría una normalización.

Además, si la pista fue mezclada a 16 bits, con la normalización podríamos aumentar el nivel general del ruido de la pista, por lo que sería más conveniente volver a grabar el material, o regresar, en su caso, a la mezcla y subir el nivel en ésta.

En general, su uso está más justificado en la masterización y en la autoría de CD. En estos casos, su utilidad es clara: nivelar el volumen de todas y cada una de los temas para que todos se perciban por igual, es decir, que todos alcancen el mismo nivel máximo de intensidad. De este modo se logra la sensación de unidad del producto final.

— : —

♦ 

Los productos, nombres comerciales, logotipos e imágenes que aparecen en este espacio, sean o no marcas registradas, pertenecen a sus correspondientes propietarios / fabricantes / distribuidores.
Las imágenes, obtenidas de las páginas Web oficiales de los productos, sólo son utilizadas y sirven para proporcionar apoyo gráfico a la descripción que se ofrece de los mismos.
‘Musicalecer’ no recibe ningún tipo de contraprestación por la divulgación y publicidad de los productos relacionados.

 ♦

 

 

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “La normalización

  1. Pingback: Manual de Audacity | Musicalecer. Creación, edición y producción musical

  2. Pingback: Normalizar audio: La normalización y el normalizador | Musicalecer. Creación, edición y producción musical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s